Asia Tailandia

Chiang Mai

Por el 13 julio, 2017

La mejor manera de recorrer los 800km que separan la capital de Chiang Mai es el tren nocturno que sale a diario de la estación Hua Lampong de Bangkok (ver el post Tren nocturno en Tailandia, sí o sí). Se trata de una pequeña ciudad entre montañas al norte de país, muy concurrida también por todo tipo de viajeros. Además, si piensas hacer algunas compras en Tailandia, no dejes pasar la oportunidad de hacerlo en uno de sus mercados, puesto que no encontrarás mejores precios en ningún otro lugar del país. Avisados estáis. Yo no lo hice ya que no me pareció buena idea cargar con souvenirs las 3 semanas de viaje que me quedaban por delante. La parte antigua de la ciudad, y la más interesante, se encuentra rodeada por una bonita muralla de ladrillo caravista con 4 portones. Para llegar hasta ella, tendrás que utilizar una de los taxis furgoneta rojos que estarán esperando en la misma estación, hay que negociar el precio, así que es mejor formar un grupo para conseguir un buen trato, caben unas 6 personas con sus respectivas mochilas. Los tuk-tuks son bastantes más caros.  Nosotras nos dirigimos a la puerta Pratu Tha Phae, puesto que era la más cercana al hostel que habíamos elegido por recomendación de un colega mochilero. Se trata del Smile House 1 (Ratchamanka Road Soi 2) y, aunque había otros algo más económicos (éste costaba unos 9€/noche en habitación triple), y con muy buena pinta  (como el Julie Guest House, el T-Room o el Jaidii), la piscina hizo que nos decantáramos por el Smile… Y créeme, después de callejear durante horas recorriendo los innumerables templos que inundan Chiang Mai con una humedad que te derrite, no hay nada más apetecible que un buen baño en esa bonita piscina rodeada de imponentes árboles. Justo al lado del hostel hay un bonito local muy zen de techos altos con ventiladores, sin paredes, abierto a un jardín pequeño pero frondoso, llamado Bubbles Lives, sirven comida orgánica y sus desayunos, los mejores que probé en Tailandia, deliciosas frutas frescas cortadas, muesli, tostadas, incluso con aceite, yogures caseros… Otra opción con menos encanto,pero con una comida excelente y a muy buen precio, es el 29 Café, lo encontrarás en el cruce de la calle del hostel con la calle principal (Ratmakka Road), a 2 minutos escasos, vamos, que está justo al lado también. Perfecto a cualquier hora del día. Como descubrirás una vez estés allí, Chiang Mai tiene una amplia oferta de bares y restaurantes de todo tipo, así que sea lo que sea lo que estés buscando, allí lo encontrarás.

Mi consejo es que intentes coincidir tu visita a Chiang Mai con un fin de semana que es cuando tienen lugar sus famosos y vespertinos mercados callejeros. Parecidos, pero no idénticos, tengas o no intención de comprar, ambos valen mucho la pena. En ambos casos, sobre las 15h empieza una actividad frenética de policías cortando calles, tenderos montando sus puestos y transportando toda clase de productos, cocineros acondicionando sus paraetas para dar de cenar a todo el que lo quiera, niños correteando arriba y abajo a saber con qué recados… todo un trajín de olores y colores que a las 16h parece calmarse para empezar a recibir a los primeros paseantes que tendrán hasta la medianoche para deambular por este entretenido laberinto que con el paso de las horas se ve inmerso en un incesante bullicio. Bullicio únicamente detenido cuando a las 18h, como cada día del año, todo, y cuando digo todo, me refiero a absolutamente todo, el tráfico, la música, las conversaciones… para escuchar el himno nacional que resuena en los altavoces de todos los rincones de la ciudad. Nosotras no teníamos ni idea de esta costumbre y la primera vez no entendíamos porqué se había detenido el mundo de esa manera, nos encontrábamos recorriendo una de las principales calles de Chiang Mai y todo se detuvo, fue brutal.

Volviendo a los mercados, el Saturday Walking Street Market lo montan al sur de la ciudad en la calle Th. Wualai, fuera de las murallas, pero muy cerca de la puerta Pratu Tha Phae, vamos, que se puede ir andando perfectamente. Pero si tengo que elegir, me quedo con el Sunday Walking Street Market que tiene lugar en la ciudad antigua, lo que le confiere mayor encanto. Lo encontrarás en la calle Th. Ratchadamnoen y sigue el mismo orden ceremonial del anterior, a las 15h montan, a las 16h todo preparado y a medianoche, todo recogido. Esta calle es mucho más ancha que la del mercado callejero de los sábados y, por tanto, recorrerlo resulta mucho más agradable, además los artistas locales aprovechas esta característica y a cada paso tendrás que ir sorteando músicos, bailarines o cantantes que deleitan con mayor o menor acierto a ese mar de transeúntes que vienen y van. Recuerdo sobre todo a una niña pequeña vestida con el traje tradicional tailandés haciendo un baile lento y pausado con diferentes poses, era preciosa, pero al verla te da el pinchacito de la explotación infantil. También un joven tailandés virtuoso de la guitarra española, como veréis en las fotos, absolutamente concentrado en medio de aquella multitud y con un dominio que nos dejó estupefactas. Y no son pocos los artistas callejeros ciegos, hombres y mujeres, que sentados en medio de la calzada cantan y tocan ancestrales instrumentos de bambú y coco. Una experiencia embriagadora a la par que agotadora, así que un buen masajito de piernas en cualquiera de los puestos de masajes callejeros que encontrarás en cada esquina, mano de santo, y por 1€30. Y, como no, no puedes pisar este país sin “disfrutar” del archifamoso masaje tailandés, entre comillas, porque disfrutar, lo que se dice disfrutar, no es. Te visten con una camisola y unos pantalones propios de un luchador se sumo y hacen papiroflexia con tu cuerpo, te estiran, aplastan y hacen crujir cada centímetro de tu esqueleto pero, en fin, hay que probarlo. En Chiang Mai hay una cárcel de mujeres en la que las presas aprenden este arte ancestral y con el que, una vez libres, se ganan la vida en una cadena llamada The Lila Thai Massage con varios locales repartidos por el centro de la ciudad.

Si tu visita no coincide con un fin de semana, siempre puedes acudir al mercado diario Talat Warorot, en la zona cercana al río, a un paseo de la zona amurallada. Los puestos abarrotan dos edificios enteros de dos o tres plantas en las calles Th. Chang Moi y Th. Praisani donde podrás encontrar cualquier cosa que se te pueda ocurrir. Un vez más, todo un escándalo de olores y colores.

En cuanto a los templos, hay un sinfín de ellos y, en mi opinión, saturan bastante. No te vuelvas loco intentando verlos todos, mi consejo es que te des un paseo relajadamente y entres en los que son gratuitos. Puedes hacer un recorrido por los principales templos de la ciudad antigua: Wat Phra Singh, Wat Chedi Luang y Wat Phan Tao. Recuerda que debes cubrir siempre hombros y rodillas para poder acceder a los templos y que respetes el espacio y la intimidad de los monjes, tal y como expliqué en el apartado Tips. A las afueras de Chiang Mai se encuentra el templo Wat Phra That Doi Suthep, desde donde podrás contemplar desde las alturas unas hermosas vistas de la ciudad, salpicadas por el brillo dorado de los chedis y estupas de los templos.

En los alrededores de Chiang Mai, cabe destacar el Valle del Mae Sa y Samoeng. Se puede realizar una ruta de unos 100km en vehículo privado, recorriendo este magnífico enclave natural en el que podrás visitar llamativos viveros de orquídeas, disfrutar de preciosas cascadas y ver elefantes a los que no explotan dando paseítos a la gente. Otra interesante escapada de un día es la del Parque Nacional Doi Inthanon, puedes hacer una ruta de senderismo con una flora y fauna espectaculares, 8 cascadas, bosques, orquídeas salvajes y un montón de animalillos tropicales. Y, sobre todo, Pai, al que le dedicaré un post completo.

ETIQUETAS

13 julio, 2017

13 julio, 2017

ENTRADAS RELACIONADAS
KO TAO

13 julio, 2017

Ayutthaya

13 julio, 2017

Pai

13 julio, 2017

Bangkok

13 julio, 2017

Tren nocturno en Tailandia, sí o sí

13 julio, 2017

Tailandia, país de contrastes

13 julio, 2017

Tailandia, tips

13 julio, 2017

Tailandia, pre-viaje

13 julio, 2017

DEJA UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas recientes
Comentarios recientes
Categorías