Cuando se emprende un viaje con mochila, a menudo nos resulta complicado qué llevar y qué no. Primer consejo, viaja ligero, piensa que todo ese peso tendrás que llevarlo a la espalda. Sé práctico, no llenes la mochila de “por si acasos”, coge lo indispensable, si te hace falta algo, ya te lo comprarás en destino, te valdrá como recuerdo y seguramente te saldrá más barato. Y, por supuesto, que prime la comodidad, tanto en el calzado como en la ropa, olvídate de que las prendas peguen y no te líes metiendo vestiditos monos y tacones… disfruta de la libertad de ponerte cada prenda porque es lo más práctico sin preocuparte por nada más… ¡Qué viva el gitaneo!

Dicho esto, aquí te dejo una lista de lo que suelo llevar yo:

Mochila grande para facturar
3 pantalones o faldas largas finas
3 camisetas de manga corta
3 camisetas de tirantes
1 manga larga (para vuelos, aeropuertos o noches frescas)
1 zapatillas de deporte
1 sandalias todo terreno
2 o 3 bikinis / bañadores
Mini pijama y ropa interior
1 o 2 fulares (para el cuello en vuelos y aeropuertos, o de pareo en la playa)
1 toalla
1 saco sábana
Pinzas (para tender)
Frontal (o linterna pequeña)
Adaptador universal para poder cargar todos los aparatitos que lleves en cualquier país
Funda impermeable para el mochilón
Espirales anti-mosquitos (muy útiles para encenderlas donde vayas a dormir)
Bolsa de aseo (todo en tamaño mini)
Botiquín: Repelente de mosquitos fuerte, protector solar, aftersun, Ibuprofeno (antiinflamatorio), Paracetamol (en caso de fiebre), Fortasec o similar, Motilium (es el único que puedes tomar para cortar los vómitos si estás tomando Malarone) y unos sobrecitos de suero hiposódico.

Mochila pequeña con todo lo importante:
Documentación (DNI, pasaporte, visados… escanéalos y guárdalos en tu correo también)
Tarjeta de Vacunación internacional (obligatoria en muchos países)
Cámara de fotos (cargador)
Móvil / portátil (cargador)
Algo de efectivo y 2 tarjetas de crédito (1 de reserva)
Cojín de bolitas de corcho (te salvará la vida para echar una cabezadita en cualquier medio de transporte)

Está claro que las necesidades varían en función de tu destino, no es lo mismo ir al Caribe, a un país budista de Asia o a uno musulmán de África… Documéntate bien antes de ir a un lugar y sé respetuoso con su cultura.