España Europa

La otra Ibiza…

Por el 26 diciembre, 2017

La otra Ibiza no entiende de macro-discotecas, atascos infernales ni marabuntas veraniegas. Disfrutar de los pueblos, mercadillos y calas menos transitadas de la isla, fuera de temporada, se convierte en un auténtico placer. Los más bonitos, San Miguel y San Carles. En cuanto a las calas… Me decanto por las siguientes:

Cala d’en Serra

Al norte de la isla, como todas mis favoritas. Hay muy poca gente, tal vez porque llegar a ella no es lo más sencillo del mundo pero, gracias a eso, se mantiene un poco al margen de otras calas más accesibles. Tienes que aparcar cuando acaba el asfalto, y entonces bajar por una pista de tierra y graba, es un paseíto y la subida… ¡se hace larga! Hay un chiringuito, desgraciadamente también un “monumento” a la explosión de la burbuja inmobiliaria, es decir, lo que supongo se iba a convertir en un hotel situado en un enclave espectacular, se quedó en una fea estructura abandonada, estropeando unas vistas preciosas. Una auténtica barbaridad pero, aún así, vale la pena disfrutar de esta cala, sus bonitos y emblemáticos embarcaderos ibicencos y sus aguas cristalinas. Yo descubrí un rincón secreto realmente alucinante… pero no desvelaré su ubicación… si vas y lo quieres encontrar, lo lograrás. No olvides las gafas de bucear… pero olvida el móvil porque no hay cobertura.

Cala Xarraca

También al norte, es de muy fácil acceso y tiene un restaurante. A primera vista, sus aguas cristalinas enamoran, pero nada más. La sorpresa la encuentras si caminas por el terraplén en dirección oeste. Allí encontrarás una pequeña cala, que en realidad es un lecho de algas secas, muy cómodo, la verdad, y con unos embarcaderos muy bonitos. Prácticamente todos se quedan en la cala principal, allí estarás casi solo. Espectacular.

Cala Mastella

Preciosa cala, pequeña, de fácil acceso, se aparca en una pinada junto al mar, hay un chiringuito y, si sigues la senda de la izquierda, llegas a otra calita en la que se encuentra el mítico restaurante El Bigotes, donde degustar (con reserva anticipada y algo de pasta) un sabroso “bullit de peix”. Preciosa cala.

Cala Martina

Bonita playa, conocida también por el Chirincana, lugar de música y copas junto al mar, con muy buen rollo. Cuenta con un camping que hace años era un paraíso hippie pero que, con los años, ha ido perdiendo autenticidad… Muy cerca, cada miércoles se celebra el mercadillo de Punta Arabí, chulísimo, le pega varias patadas al archiconocido mercado de las Dalias.

Sa Caleta

Es la única que destaco del sur de la isla… Se accede por un camino de tierra, pero se puede aparcar cerca de la playa. También hay un restaurante con pinada justo antes de llegar a la arena, con rincones muy chulos. La cala, en realidad, son dos calas, bajo acantilados, la más tranquila, a mano derecha, donde verás unos bonitos embarcaderos. Muy recomendable.

Así que, lo dicho, alquila una moto o un coche, y recorre el norte de la isla fuera de temporada… La otra Ibiza no decepciona.

ETIQUETAS

DEJA UN COMENTARIO